El PSPV consiente que Podemos ignore las demandas de la última consulta ciudadana para garantizarse la alcaldía de Burriana

El PSPV consiente que Podemos ignore las demandas de la última consulta ciudadana para garantizarse la alcaldía de Burriana
Icono fecha
12-02-2018

Burriana, 12 de febrero de 2018: La responsabilidad de ejercer la alcaldía “implica algo más que hacerse fotos”. Así ha valorado Alejandro Clausell, concejal del Grupo Municipal del PP en Burriana, la “farsa” que el PSPV consiente a su socio de Podemos en materia de participación y transparencia, “porque tres años después es evidente que ni les interesa lo que la ciudadanía piensa ni tienen ninguna intención de aplicarlo a la práctica”.

Clausell ha ejemplificado su crítica con la última consulta ciudadana que el concejal de Participación y Transparencia, Christopher del Moral, desarrolló el pasado año y cuyos resultados “han sido conscientemente ignorados”. “Formular a los vecinos un cuestionario, pedirles que empleen parte de su tiempo en dar respuestas para luego ignorar los resultados de la consulta demuestra el nivel de compromiso de quien gobierna con la opinión de la ciudadanía”, ha considerado el regidor del PP.

Es evidente que el supuesto objetivo de atender a los vecinos fue un mero eslogan de campaña”. El concejal, que no ha asistido al último pleno ni a las dos últimas comisiones informativas, tiene un 75% de dedicación. Sin embargo, “es manifiesto el desinterés por la opinión de los ciudadanos”. “Lo único que nos queda claro es que el PSPV es el que consiente, ampara y mantiene con su silencio este fraude a la ciudadanía”.

Para Clausell, el objetivo que persiguió el PSPV cuando el 13 de junio de 2015 decidió suscribir un pacto de gobierno con Compromís y Podemos nunca fue Burriana. “Al contrario, se proyectaron intereses personales por encima de los de nuestra ciudad. Y esta es una cuestión que hoy, pasados cerca de tres años, nadie niega en Burriana. Los vecinos están decepcionados después de que les prometieran supuestos proyectos sociales y objetivos vestidos de bondades que solo han provocado desesperanza y desconfianza. Desazón unida a la falta de oportunidades a la que un pacto de intereses condena Burriana”.

Compartir